El movimiento se demuestra andando.

No se entiende muy bien para que hacer un blog si los blogs están decayendo, si la masa de usuarios de la red acude presurosa a las redes sociales, si el twitter nos da antes lo que los medios tradicionales tardan una eternidad en confirmar.
Un blog de un libro debería servir para que uno se dedique a seguir escribiendo. Pero que es lo que el blog tiene que contener? Seguramente lo que no entró en el libro, algunas sensaciones del momento de la investigación o del momento ese en que después de haber asumido un compromiso contractual los dos autores miraban el sobre donde se encontraban los contratos y decían:
– Ahora hay que escribir un libro.

Quizás también para que opinen los lectores o los futuros lectores e incluso los lectores que se sientan heridos en su buen nombre y honor, burlados, mancillados y hasta traicionados.
Seguramente irán apareciendo opciones que jamás imaginemos, de eso se trata todo finalmente de que a la vuelta de la esquina pueden pasar cosas sorprendentes. Sorprendentes de que tipo? Bueno sorprendentes como pasarse  un par de horas en la editorial firmando dedicatorias para descubrir que puede ser más sencillo escribir un libro que una docena de dedicatorias.
En unos días más Las aventuras de Perón en la tierra llegará a las librerías y dejará de ser algo que solo atormente a sus autores. Hoy todo es risas y satisfacción por tener en la mano el libro terminado. Con eso alcanza, por ahora.